80,00

Se pide prestado un billete y se firma. El propio espectador envuelve el billete en un pañuelo y ata todo con un elástico. Se deja el bilelte a la vista en un vaso de cristal y se cubre el vaso con un tubo que se ha enseñado vacío.

Por otro lado, se enseña otro tubo completamente vacío. Haces un pase mágico y el billete del espectador desaparece del primer tubo y viaja al segundo tubo.

Solo quedan 1 disponibles

Categorías: ,